Portfolio

Vea algunos de mis trabajos.

fonoPuede llamarme cuando le parezca, dentro de horarios razonables, al 15 4070 2696 que lo atenderé con gusto!

Pablo CarbajoLo que Ud. debería saber de mí antes de contactarme

No presto atención

Más...
No la presto, no. La estoy usando y la necesito toda!
cerrar

El primer contacto, ese intercambio donde uno necesita identificar los requerimientos de un cliente o de un proyecto -incluso aquellos que quien habla todavía no sabe que tiene- es clave y requiere toda mi atención. Un punto de partida erróneo posiblemente lleve a una primer etapa del proyecto fallida donde se desperdicie tiempo y esfuerzo.

Soy muy descuidado

Más...
Por estar concentrado trabajando, a veces olvido comer
cerrar

Es lo que nos pasa generalmente a quienes nos apasiona lo que hacemos. Buscar sintetizar varios conceptos en un isologotipo; organizar mucha información para presentarla al usuario de manera simple y navegable en un sitio web; encontrar LA frase que resuma exactamente qué y cómo comunicar lo necesita a través de un afiche; retocar al detalle una foto y sacarle ese elemento que está de más reconstruyendo pixel por pixel lo que estaría detrás de él... todo eso lleva tiempo. Un tiempo que vuela cuando uno se sumerge en la tarea, aislándose del mundo.

Nunca se me encuentra

Más...
Trato de desaparecer de mis trabajos tanto como sea posible
cerrar

Soy de los que creen que un buen diseñador no debería marcar con su sello un trabajo. Camaleónicamente debe poder adaptarse y utilizar el estilo que el proyecto requiera. Los trabajos no son para venderse uno mismo sino para hacerlo con un servicio o un producto que generalmente ya tiene su propia imagen.

A menos, claro, que uno mismo sea su propio cliente y esté diseñando no ya por encargo sino por satisfacción personal. Este sería el caso de este sitio web, o de las remeras que diseño y uso, o las tarjetas para ocasiones hechas para amigos o para sus eventos.

Soy un poco disperso

Más...
Mis intereses no se centran
solamente en el diseño.
cerrar

Mi pasión no se concentra solo en el diseño, se dispara también hacia otras áreas.

La fotografía, por ejemplo, es un campo en el que si bien soy totalmente amateur vuelco una parte importante de mí. Los libros, no solamente como lectura, sino como objetos forman parte de mis placeres favoritos. La música, fiel compañera de los diseñadores, amplió su catálogo enormemente gracias a las radios online.

Tengo otro trabajo

Más...
Apago incendios muy seguido
cerrar

Nadie lo planifica, pero sucede. Alguien se atrasa, algo se cae en el proyecto pero las agujas siguen corriendo y el deadline es sagrado. Ahí es donde la velocidad de reacción y la toma de decisiones basadas en la experiencia entran en juego y salvan las papas.

Desde rediagramar en minutos una doble página porque una foto no se puede usar a crear un aviso al toque porque se incluyó otro medio a último momento en la campaña. La adrenalina fluye a chorros como el agua en la manguera. Y eso es genial.

Lucho por imponerme

Más...
...ciertas Reglas de Oro
cerrar

Son principios que fui aprendiendo con los años y que trato de no olvidar y tener presente.

1. Contacto: contestar en el menor tiempo posible los requerimientos. La comunicación es fundamental y hoy ya no hay excusa para no mantener un canal efectivo y rápido: SMS, Email, chat.

2. Palabra: no comprometerme nunca a hacer algo que no estoy seguro que pueda cumplir. Si cierro una fecha para un trabajo, cumplirla. Si no estoy 100% seguro dejar un margen de entrega. Al cliente puede importale lo mismo esperar una semana que dos; pero si uno le dice una semana y no lo cumple seguro estará muuuy disgustado.

3. Tomar notas: es importantísimo mientras habla el cliente. Demuestra que realmente uno está prestando atención a lo que dice. Y él se siente más seguro y se tomará la explicación con más seriedad. Nuestra cabeza pierde información y olvida fácilmente.

3. Atención: parar lo que uno está haciendo al recibir un llamado. Cualquier cosa que uno esté haciendo y en lo que esté trabajando, por muy importante que sea. Tomarse esos minutos para estar concentrado en la conversación.

No tengo código

Más...
No soy programador,
pero me las arreglo bastante.
cerrar

Mi perfil es netamente gráfico, se sabe. Pero en el diseño web es impensable no tener, aunque más no sea, una idea de los lenguajes de programación y sus virtudes para saber si lo que uno imagina va a ser posible de programar después.

De algunos, lo básico. De otros, bastante más. En estos años he aprendido los lenguajes, herramientas y tecnologías aplicadas al entorno web. Lo sufiente como para adaptar código ya escrito a lo que necesito que me haga. Y funciona!

Trabajo mejor solo...

Más...
...si hay un equipo conmigo.
cerrar

Soy bueno haciendo lo que hago. El haber sobrevivido en el mercado tantos años de manera freelance y los muchos clientes satisfechos me lo indican.

Pero no cabe ninguna duda que cuando hay un en equipo, soy mejor. Potenciar habilidades y alcanzar resultados que de otra manera no se hubieran logrado es una experiencia de la que no me quisiera apartar.

No me va lo tecnológico

Más...
No me va... a superar!
cerrar

Mantenerme al día es una necesidad. Los adelantos en todos los campos que tocan al quehacer del diseñador son tantos y tan rápidos que es fundamental mantenerse al tanto.

Pero siempre con espíritu crítico, filtrando y no dejándose enceguecer sólo porque algo sea novedad. Tomo e incorporo a mi trabajo aquello que sirve para la función que necesito; nunca porque sí, porque es lindo, siempre en función de una idea, de un concepto.

Soy caro

Más...
Es el nombre de mi lado femenino
cerrar

Un arma fundamental: tratar de pensar como una mujer (evitar chistes sexistas). Cuando he tenido que diseñar productos dirigidos a audiencias femeninas me ha dado excelentes resultados. Investigar lo más posible el target a quien se dirige la comunicación y "ponerse en la cabeza de" es bastante difícil pero tremendamente ventajoso para tener éxito en la tarea.

Después de leer Memorias de Adriano me dije: "Si la Yourcenar lo hizo tan increíblemente bien, por qué yo no?"

Igual no se espanten: no me verán por la calle vestido para la ocasión.